Las 5 leyendas irlandesas más curiosas

Las 5 leyendas irlandesas más curiosas

Irlanda es una tierra mágica, de hadas y duendes. De castillos encantados y lagos, ríos o bosques llenos de misterios. Las leyendas celtas se han mezclado con las historias normandas y vikingas para crear toda una colección de mitos y leyendas irlandesas que ya forman parte de la cultura universal. Aquí tienes una pequeña muestra de las leyendas irlandesas:

  1. La piedra de la elocuencia: En la torre del castillo de Blarney, se encuentra una piedra mágica. Se dice que quien la bese jamás se quedará sin palabras. Sus poderes la han hecho famosa como la «piedra de la elocuencia» y su origen todavía es motivo de debate. Según la leyenda, en este castillo medieval, hay una piedra caliza mágica con el nombre de su propietario grabado. Si quieres besarla, tendrás que tumbarte boca arriba y dejar caer tu cabeza hacia atrás por un hueco. Afortunadamente, te puedes agarrar a unos hierros para evitar caerte por el interior de la torre.
  2. La princesa Isolda: Figura clave de la tradición artúrica y amante de Tristán, uno de los caballeros de la mesa redonda. Ambos se enamoran perdidamente gracias a un brebaje preparado por la madre de la princesa y bebido por error, ya que la poción estaba destinada a Isolda y el rey Marco. La historia es diferente según cada leyenda, pero su importancia está en el poder inspirador que ha tenido para obras futuras.
  3. Las banshees: Las banshees son espíritus femeninos, tradicionalmente envueltos en sudarios, que lloran por las almas de los recién fallecidos. Estas mujeres están emparentadas con las hadas y sus gritos son tan agudos que te pueden romper los tímpanos si no te proteges. Cada banshee atendía a los difuntos de una familia irlandesa importante. Aunque la persona muriese lejos del lugar, esta mujer-hada lo percibía e iniciaba su lamento, así se enteraba la familia correspondiente.
  4. Los fantasmas de los castillos: Los castillos irlandeses son lugares donde habitan fantasmas desde hace siglos. Hay una habitación cerrada en el castillo de McMahon, porque en su interior vive un fantasma que acaba con la vida de cualquiera que lo vea. También en el castillo de Skyrne, durante la noche, se pueden oír los chillidos del fantasma de Lilith Palmerstone, asesinada allí en el siglo XVIII. Y en la residencia familiar de Lawrence de Arabia, el castillo de Killua, hay un huésped maligno que aterroriza a los visitantes durante las noches.
  5. Leprechaun: Para el final dejamos al duende más travieso de la mitología irlandesa. Su imagen es la de un pequeño hombrecillo vestido de verde. Un duende que habita en los bosques, junto a las hadas, donde trabajan de zapateros. Sin embargo, se les considera guardianes de grandes riquezas. Si atrapas uno con la mirada se quedará inmóvil, pero en cuanto la aparte se desvanecerá.

¿Qué te parecen las leyendas irlandesas? Apasionantes, ¿verdad? No te pierdas la ocasión de oírlas en directo.

Fuentes de referencia:

  • http://www.viajerosanonimos.com/2010/04/25/leyendas-irlandesas/


Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =