El sendero de Gobbins, el arte de caminar sobre el agua

El sendero de Gobbins, el arte de caminar sobre el agua

La atracción turística más famosa de Irlanda

Hace más de cien años, una atracción turística convirtió a Irlanda en uno de los destinos más buscados por los Europeos. La posibilidad de “caminar sobre el mar” a través de increíbles túneles arquitectónicos, recorrió rápidamente los territorios europeos y atrajo a miles de turistas.

En la península de la isla de Islandmagee, justo al centro del condado de Antrim, se creó una extraordinaria ruta de túneles, escaleras y pasadizos secretos que rodeaban la montaña y permitían a los visitantes sentir que caminaban sobre las aguas.

Berkeley Deane Wise, fue el arquitecto encargado de diseñar la obra arquitectónica que se convertiría en una especie de montaña rusa para caminantes, incrustada al borde de una montaña irlandesa.

 

El proyecto comenzó en 1902 y tenía como propósito atraer turistas adinerados que le dieran relevancia a Irlanda. Su plan consistía en puentes colgantes, pasarelas hechas de reja, y todo tipo de puentes tubulares que unieran las montañas. La obra terminó siendo una maravilla y se convirtió en uno de los lugares más visitados de todo el Imperio Británico.

La recuperación de un espacio perdido

Todo marchó de maravilla con “The Gobbins” los primeros 35 años, luego Europa se sumergió en la Segunda Guerra Mundial, el turismo bajó considerablemente y la infraestructura se deterioró. No había presupuesto para rehabilitarla, por lo que cerró definitivamente.

Pese a que la infraestructura estaba completamente obsoleta, la idea de Deane Wise seguía generando curiosidad. Fotógrafos aficionados, historiadores y periodistas seguían visitando las ruinas del paseo, gracias a esto, el gobierno de Irlanda decidió en el 2015 iniciar un proceso de recuperación y restauración del paseo de los Gobbins y abrirlo nuevamente al público. La reapertura fue todo un éxito, tal como lo había sido cien años atrás.

 

¿Cómo es el recorrido?

El camino es estrecho, resbaloso y desigual, por lo que es imperativo llevar calzado adecuado. Al estar a la orilla del océano, las condiciones son húmedas y ventosas, se recomienda llevar ropa abrigada y preferiblemente impermeable.

Al ser uno de los destinos turísticos más visitados de Irlanda, cuentan con un equipo de guías que garantizan la seguridad de los visitantes, pero para poder visitarlo, es necesario hacer una reservación previa. El paseo dura aproximadamente 3 horas.

Además de estar en contacto directo con la montaña y el océano irlandés, los guías muestran al público reservas naturales de biodiversidad que hacen vida en el acantilado. También hacen recorridos inolvidables por el faro de Balckhead y avistamientos a la costa de Escocia.

Si quieres más información, ingresa en el sitio oficial de The Gobbins.

 



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =