Hablemos de Irlanda del Norte

Hablemos de Irlanda del Norte

En primer lugar, debemos establecer la diferencia entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte:

Irlanda del Norte es una de las cuatro naciones que constituyen al Reino Unido, junto con Inglaterra (con capital en Londres), Escocia (con capital en Edimburgo) y Gales (cuya capital es Cardiff). Situada en el noreste de la isla de Irlanda, limita al sur y oeste con la República de Irlanda, al norte con el canal del Norte y al este con el mar de Irlanda, que le separa de la isla de Gran Bretaña.

Irlanda, por su parte, oficialmente la República de Irlanda para diferenciarse de Irlanda del Norte, es un país soberano, miembro de la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla homónima, cuya capital es Dublín. El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte. La isla está rodeada por el océano Atlántico y tiene el mar Céltico al sur, el canal de San Jorge al sureste y el mar de Irlanda al este.

Ya establecido el contraste, también se aclaran las discrepancias:

Cuando los irlandeses del sur proclaman la creación del Estado Libre Irlandés, el parlamento norirlandés expresó y ejecuta su deseo de permanecer bajo la soberanía británica. Por lo que esto conlleva a que, dentro de la población norirlandesa se distinguen dos grupos religiosos: una mayoría de protestantes y una minoría significativa de católicos, que a su vez, estos habitantes, se dividen entre quienes apoyan mantener la unión con el Reino Unido y quienes abogan por la integración en Irlanda.

Lejos de esto, las decisiones políticas y límites fronterizos, Irlanda del Norte es el secreto mejor guardado del mundo, tanto por el carácter de su gente como por sus paisajes, según el actor británico Liam Neeson.

Empezando por su capital, Belfast, donde se construyó el legendario transatlántico Titanic, donde la buena música es la protagonista del lugar y donde puedes disfrutar de uno de los grandes destinos gastronómicos de Europa.

No es descabellado decir que cada una de las ciudades de Irlanda del Norte cuenta con su propio carácter distintivo. La elegante Armagh y sus fuertes vínculos con San Patricio, La artística Lisburn con sus calles del siglo XVIII y la animada Newry, un moderno centro urbano con una historia que se remonta a más de 850 años.

PERO HAY MÁS

La ciudad antigua Derry Londonderry tiene algo que se puede adaptar para todos los gustos. Para un paseo urbano disfrutarás de su vibrante escena cultural, excelente selección de fantásticos restaurantes, pubs animados e historia fascinante, además de apreciar la belleza de una de las ciudades amuralladas que mejor se conserva de Europa.

Además, puedes hacer la famosa ruta costera de la calzada, que abarca desde Belfast hasta Derry Londonderry y te presentará paisajes sobrecogedores y experiencias inolvidables.

Por el camino puedes recorrer a pie el sendero de los Gobbins, ubicado en la costa del Condado de Antrim, cruzar el alucinante puente de cuerda Carrick-a-Rede, que une tierra firme con la diminuta isla de Carrick, o visitar el centro de aves marinas RSPB (Royal Society for the Protection of Birds), que también sirve de faro, en la preciosa isla de Rathlin.

Después no te puedes perder la parada más famosa de todas, la Calzada del Gigante, declarada patrimonio mundial de la UNESCO, con sus 40.000 columnas hexagonales de basalto que se sumergen en el océano. Esta, cuenta un maravillosa historia,

Cuenta la leyenda que Fionn mac Cumhaill (Finn McCool, la estrella del relato), un gigante irlandés se enemistó con el colosal escocés Benandonner. Los gigantes se detestaban el uno al otro, así que un día, tras soportar los insultos de Benandonner, Fionn construyó una calzada que le sirviera para llegar hasta Escocia, aunque Benandonner después la destruyó. El resultado fue la Calzada del Gigante.

¿Qué esperar para viajar a Irlanda y conocer todos estos fantásticos lugares?



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =