Los mejores viajes en moto por Irlanda

Los mejores viajes en moto por Irlanda

Cuando se es joven, aventurero y arriesgado, el vehículo por excelencia es la moto. Si eres de los que ama los viajes en moto, entonces estos increíbles tours por Irlanda a dos ruedas te encantarán, son una excelente forma de conocer la ciudad mientras te sientes totalmente libre.

Conócelos y atrévete a tomar uno lo más pronto posible, aprenderás muchísimo, al tiempo que te llenas de recuerdos y maravillosas sorpresas.

Excelentes opciones de viajes en moto

  • Recorrido por los míticos Acantilados Moher y ciudad de Galway.

Es un viaje en moto perfecto donde recorrerás la isla desde el Este al Oeste para llegar a la hermosa y llena de cultura ciudad de Galway. Allí puedes dedicar un tiempo prudencial para tomar un rico desayuno sustancioso típico, para luego dirigirte a ver los cisnes ubicados al lado del Spanish Arch en el bello lago Corrib. Explora sus maravillosas calles y escucha la bonita música que de los nativos de la ciudad.

Luego toma tu moto de nuevo y atraviesa el Parque Naciones del Burren, observa su piedra típica y explora el interior de los restos de hermosos castillos normandos extendidos por toda la zona, como el Dunguaire Castle y los hermosos pueblos de la zona como Kinvara.

Luego para en los Acantilados Moher, sube al risco más alto y admira la maravillosa vista que caerá sobre el océano atlántico. Allí puedes observar aves como el frailecillo y el cormorán.

Puedes aprovechar para comer un tentempié en alguna de las cafeterías de la zona, recuerda que puede haber alguna cola.

Ahora que es tiempo de partir, toma tu moto cuando despunte el atardecer para ir hacia Dublín atravesando el condado de Limerick. Todo un recorrido de gran valor que puede tomarte un día completo.

  • Conoce Belfast y la Calzada del Gigante

 

Puedes empezar este maravilloso viaje en moto desde Dublín, terminando en el condado de Antrim en el norte de Irlanda. Si aún no has desayunado, puede ser un buen momento para hacerlo antes de cruzar al lado británico.

Disfruta de este recorrido dado que no tienes que tener permisos de viaje o pasaporte para realizarlo.

Visita la Calzada del Gigante, nombrada hace poco patrimonio cultural de la nación por la UNESCO. Pasea por toda la zona y admira las hermosas rocas basálticas que datan desde hace 60 millones de años. Conoce además la leyenda local del mitológico gigante Finn McCool, seguramente querrás volver por más.

Aprovecha de tomar tu moto en un día de buen clima en el que puedas apreciar Escocia desde la calzada. Luego es el momento de ir hacia Belfast, un lugar donde puedes hacer varias paradas para conocer el pasado político de la zona, además de su desarrollo y acuerdo de paz. Luego enfila tu moto hacia los lugares más emblemáticos como el Ayuntamiento, el muro de la paz, los murales políticos, la torre del reloj inclinado del Príncipe Alberto y el barrio Titanic.

Como consejo adicional, te recomendamos llevar tarjeta de crédito, así no tendrás que hacer cambios de moneda, dado que el Norte de Irlanda usa la libra esterlina como moneda principal.

  • Montañas de Wicklow

Si deseas un viaje en moto lleno de relajación, entonces ven a Wicklow, un condado vecino ubicado al sur de Dublín. Conocido como el jardín de Irlanda debido al colorido de su vegetación, la cual cubre numerosas montañas que han salido en diferentes películas.

Sal de la ciudad y encuéntrate con la campiña irlandesa, allí casi no veras habitantes, por lo que será un tiempo a solas con tu moto para observar la pureza de los más verdes paisajes, además de ver pequeños y grandes animales de granja como vacas y ovejas. Además, verás bonitos ríos que bordean la carretera además de habitantes que pasan la edad de 100 años, dada la longevidad de la zona.

Visita posteriormente la mansión del neoclasicismo Powerscourt, baja de tu vehículo y pasea por sus lindos jardines italianos y japoneses, además de extraño cementerio de mascotas los rincones llenos de flores. Si además amas las compras entonces es el momento de visitar las tiendas de Avoca.

Luego pasea por el valle de Glendalough, visita el monasterio celta que data del siglo VI, fundado por San Kevin, ingresa a su iglesia en ruinas, torre y cruces, remóntate a la Edad Media antes de la invasión vikinga.

Pasa por el parque nacional de Glendalough, admirando sus caminos, ríos y cascadas formados desde la época glacial. Toma la oportunidad y come un rico Irish-Stew, el rico guiso de carne con patata típico de la gastronomía de la localidad.

Esperamos puedas disfrutar de estos únicos e irrepetibles viajes en moto, llévate las mejores vistas de una de las islas más bellas de Europa, mientras aprendes sobre sus costumbres y gente.



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 19 =