PROTOCOLO EMPRESARIAL EN IRLANDA

PROTOCOLO EMPRESARIAL EN IRLANDA

Tener buenas maneras no es sencillo, consiste en un aprendizaje constante y las cosas pueden tornarse todavía más interesantes cuando además, eres un extranjero con una cultura muy disímil a la del país que te recibe.

Y es que las normas de buenas costumbres y educación son distintas en todos los países del mundo, varían incluso dentro de las regiones de una nación y frente a los organismos o personas con los cuales tengamos contacto.

Esto significa que dependiendo en el entorno laboral en el que te desenvuelvas, habrá formas de comunicación y de relación interpersonal más o menos apropiadas. Sin embargo, acá te daremos los lineamientos básicos de protocolo empresarial en Irlanda para que salgas airoso en cualquier situación:

Comunicación asertiva

Los irlandeses son, por lo general, personas bastante tradicionales, con un apego muy grande a sus propias costumbres. Por supuesto, cada persona tendrá sus propias formas comunicativas, por lo que tendrás éxito garantizado en el protocolo empresarial si inviertes tiempo desde tu ingreso a descifrar las particularidades de comunicación de tu jefe y compañeros.

Esto quiere decir que aprendas a entender qué vías utiliza tu jefe para decirte que está decepcionado de tu labor: puede que sea directo, y te lo diga sin más; o puede que utilice maneras más diplomáticas, como decirte que le “gustaría ver hasta donde puedes aprovechar tu potencial”.

La clave es comprender de qué manera se comunican contigo desde el protocolo empresarial, para optimizar tu respuesta tanto laboral como interpersonalmente. Así, en poco tiempo serás el empleado más preciado en tu empresa.

Amor en la oficina

El protocolo empresarial alrededor del mundo suele ser bastante receloso con este tema. Los romances en la oficina por lo general no están bien vistos en la mayoría de los entornos laborales.

También es cierto que son muy comunes los amores que nacen en medio de engrapadoras y fotocopiadoras, pero lo mejor sería evitarlos, pues existe la percepción de que esto afecta el rendimiento laboral; y no es por ser pesimistas, pero, si la relación no funciona, todo se tornará bastante incómodo.

Los irlandeses suelen ser abiertos y francos, así que quizás no tengas ningún problema, pero en cualquier caso, procura estar bien enterado de las políticas de tu empresa con respecto a los romances laborales, y apégate a esas reglas para que no faltes al protocolo empresarial.

La buena presencia

Mantén una compostura clásica. Por supuesto que tu forma de vestir variará en la medida en que el puesto en el que te desempeñes sea más o menos formal; pero en principio, y para no fallar en el protocolo empresarial, opta por colores neutros como el gris, el blanco, el negro, el marrón o el azul oscuro, y utiliza prendas que sean clásicas.

Lo más importante probablemente sea que tu ropa esté bien lavada y planchada, que no tenga trozos rotos o deshilachados, y que en general te confiera un aspecto limpio, prolijo y proporcionado; recuerda que por lo general, lo más simple es lo más elegante.

Puedes mostrar tu excepcional gusto por las nuevas tendencias en accesorios o detalles precisos, pero la empresa probablemente no es el desfile de modas más extravagante al que asistirás. Por supuesto, esto no quiere decir que no expresarás tu individualidad, pero apégate al código de vestimenta o dress code y no te saltes el protocolo empresarial.

Puntualidad

Se puntual. Sin más.

Puede que en tu trabajo en Irlanda tengas una genial flexibilidad para la hora de entrada o salida en tu jornada diaria. Si es así, felicitaciones, podrás responder a cualquier emergencia que se te presente antes o durante tu traslado a la oficina, pero no lo vuelvas un hábito que empañe tu manejo del protocolo empresarial.

Ser impuntual es un comportamiento terrible que resulta desagradable en todos los países del mundo y que te restará puntos en tu nuevo trabajo en Irlanda. Evitarlo, por el contrario, te construirá una excelente reputación frente a tus compañeros, tanto jefes como subordinados.

Cumplir con el horario que te asignan, dará a entender que sientes un profundo respeto por el tiempo de las otras personas y que te preocupas por ser responsable, por lo que es un acierto seguro cuando comiences a forjar una carrera profesional en Irlanda.

Sin duda cada lugar de trabajo te enfrentará con retos emocionantes y condiciones particulares en las que tendrás que hacer valer tu capacidad de adaptación a nuevas situaciones. Pero estamos seguros de que con estos cuatro lineamientos sobre protocolo empresarial darás la mejor impresión frente tus compañeros de trabajo y quedaras como el más elegante de toda la oficina en tu nuevo trabajo en Irlanda.



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =