¿Qué sabes del gaélico escocés?

¿Qué sabes del gaélico escocés?

 

El gaélico escocés es una lengua indoeuropea perteneciente al grupo céltico de lenguas vivas, procedente de una variante céltica originaria de Irlanda que llego a Escocia para el siglo V a.C. De ahí, la similitud lingüística con el gaélico que se habla en Irlanda y las Islas de Man.

Como característica principal se destaca su ortografía, el gaélico escocés se práctica con el alfabeto latino, usándose únicamente 18 letras para escribirlo: a, b, c, d, e, f, g, h, i, l, m, n, o, p, r, s, t, u.

Con el paso del tiempo, las invasiones de los anglos y vikingos fueron desechando esta lengua, ya que alrededor de finales del siglo XV hasta el XVIII se emiten una serie de decretos de los parlamentos escoceses y británicos, promoviendo la lengua inglesa en la educación, la aristocracia y luego en la población general, excluyendo las órdenes religiosas nativas, desarmando los clanes y prohibiendo las vestimentas tradicionales y la música de las Tierras Altas (Highlands). Hacia el siglo XVII el gaélico se había retirado hacia las Tierras Altas y las Hébridas, donde se retiene la cultura y estructura social céltica y la independencia política.

Hasta que durante el reinado de Jacobo IV se crearon en las Islas Hébridas las cortes y escuelas locales de los Bardos, conocidas como aquellos integrantes de la comunidad encargados de transmitir las historias, leyendas y poemas de forma oral a través de cantos y recitales a las generaciones jóvenes. Creando así un refugio para las tradiciones, costumbres y el idioma gaélico, reprimido constantemente durante siglos.

Hoy en día, alrededor de 60.000 personas hablan el gaélico escocés al norte de Escocia, representado menos del 1% de la población total del país, sin embargo existen periódicos, algunos programas televisivos y emisoras de radio disponibles en esta lengua con la intención de integrar las tradiciones a la cultura moderna y abolir la exclusión lingüística sufrida por los antepasados escoceses. Aunque está comprobado que el éxito ha sido limitado en cuanto al aumento de hablantes del gaélico escocés.

Aunque, la comunidad gaélica es fuente de muchos símbolos nacionales en Escocia, entre ellos el kilt, el tartán, el sporran, las gaitas, los ceilidhs, los juegos de las Highlands y el whisky.

Te puede sorprender hasta qué punto el escocés gaélico se ha conservado en la literatura, las artes y el folclore a través de las épocas, a pesar de haber sufrido 200 años de represión. En el mundo moderno, la cultura gaélica se mantiene llena de vitalidad y su centro se encuentra en las Hébridas Exteriores.



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =