Técnicas para mantener la concentración si eres estudiante de intercambio

Técnicas para mantener la concentración si eres estudiante de intercambio

Estudiar en el extranjero es una experiencia cambia vidas, es una oportunidad de formarse académicamente y ampliar tu visión del mundo. Pero es necesario mantener los pies en la tierra ya que es muy fácil distraerse con todo lo nuevo que hay por conocer.

Si decides ser un estudiante de intercambio debe tomar ciertas prevenciones antes de viajar:

  • Evalúa la economía, tasas de inseguridad, idioma, cultura y el clima del país a donde quieras ir a estudiar. Recuerda que ese será tu hogar por unos meses y debes estar al tanto de su situación actual.

 

  • Procura establecer contacto con personas que ya hayan sido estudiantes de intercambio, preferiblemente en el país al que quieres ir, con la intención de adquirir conocimientos previos que te pueden ser de utilidad al momento de adaptarte.

 

  • Encárgate de dejar un representante que se ocupe de tus trámites en cuanto a papeleo y entidades bancarias. Usualmente la burocracia no es amigo del estudiante de intercambio. También recuerda llevar copias de los documentos importantes.

Una vez tomadas las precauciones necesarias para emprender tu viaje, estarás listo para la aventura de estudiar, conocer y vivir. Sin embargo no debes perder de vista el triunfo académico mientras te absorben las nuevas culturas, amigos, ciudades y sitios turísticos.

  • Utiliza una agenda para planificar ordenadamente las actividades que quieras realizar, siempre dando prioridad a las clases y horas de estudio. Recuerda que debes aprobar las asignaturas en la casa de estudios donde te estés formando.

 

  • Aprovecha al máximo los programas y actividades que ofrezca la academia donde vayas a estudiar. De esta manera crecerá en ti la identidad institucional que te ayudará a integrarte más rápido y te entusiasmaras con los estudios.

 

  • Procura crear una vida social sana, con amistades que sean buena influencia en los estudios y te ayuden a adaptarte a las costumbres del país anfitrión.

 

  • Mantén las redes sociales al mínimo, evita que las nuevas tendencias te distraigan del objetivo por el cuál decidiste ser estudiante de intercambio.

 

  • Esto no quiere decir que no te diviertas. Dentro de tus posibilidades y espacios libres sal, conoce, haz amigos, visita los lugares locales, viaja y prueba las diversas gastronomías que puedas encontrar.

 

Cuando eres estudiante de intercambio, los resultados de esta experiencia dependerán de la actitud que tomes en cuanto a tus metas y objetivos. Mantén la mente abierta en cuanto a nuevos mundos pero centrada el objetivo.



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + ocho =