Un recorrido por el GuinNess Storehouse

Un recorrido por el GuinNess Storehouse

:

Irlanda es país anfitrión de un rico y variado patrimonio histórico. Cantidades de vestigios de cultura y tradición se han conservado a través de los siglos, incluidas tumbas de los primeros pobladores irlandeses (h. 3000 a.C.), así como fortificaciones celtas de las edades del Bronce y del Hierro.

Y sin duda Leinster, provincia donde se encuentra Dublín, fue la parte más disputada y colonizada de Irlanda. Y se puede notar sobre todo en una mezcla de bellos paisajes, monumentos ancestrales y modernas ciudades, donde habitan más de la mitad de los ciudadanos de la República de Irlanda.

Guinness Storehouse, específicamente, es una de las paradas turísticas inevitables tanto para visitantes como habitantes locales de Dublín. La fábrica de Guinness fue construida en 1904 para ser utilizada como lugar de fermentación de la cerveza Guinness, que se trata de una cerveza negra seca del tipo stout elaborada por primera vez por el experto Arthur Guinness en 1759 en la empresa cervecera llamada alguna vez St. James's Gate Brewery. El edificio en cuestión cumplió con su cometido hasta 1988 y a partir del año 2000 abrió sus puertas al público para convertirse en un museo y mostrar sus exposiciones.

Al momento de entrar, se empieza el recorrido en la planta baja del edificio principal (con forma de enormecerveza) donde se puede apreciar una copia del contrato de arrendamiento de la cervecería por 9.000 años. Este fue firmado por Arthur Guinness en 1759.

Avanzando en camino hacia el interior del Guinness Storehouse, puede contemplarse una llamativa e informativa exposición sobre los cuatro ingredientes principales que componen la cerveza. El agua, lúpulo, cebada y levadura combinados a la perfección son capaces de conseguir el efecto buscado por los fanáticos de la bebida.

Subiendo a la primera planta el audio guía acompaña a los invitados a través del proceso de elaboración de la cerveza y simultáneamente en una gran sala se aprecia la antigua maquinaria que se utilizaba en la fábrica: un molino, un tostadero, un alambique y barriles gigantes de madera.

Complementando el recorrido, también pueden observarse los medios de transporte que acompañaban a la cerveza Guinness desde el pasado, cuando los barriles eran trasladados río arriba en barco.

En un segundo piso, puedes ilustrarte con las campañas publicitarias de Guinness a lo largo de la historia. Una de las campañas más recordadas y duraderas fue la realizada en 1916, donde se arrojaron miles de botellas con sus respectivos mensajes al mar. Decenas de años después, las botellas continuaban apareciendo y atrayendo a quienes las encontraban a probar la famosa cerveza.

En la tercera planta de Guinness Storehouse  los turistas tendrán la oportunidad de poner a prueba sus conocimientos sobre el alcohol mediante diferentes juegos interactivos. Posteriormente en el siguiente piso, se aprecia una exposición que relata la historia del edificio desde el año 1904 hasta su conversión en un centro de visitantes en el año 2000.

Ya en el quinto piso se les brinda a los visitantes la posibilidad de crear una versión de cerveza Guiness o  “tirar su propia pinta” y se les hace entrega de un diploma que acredita su destreza.

Y para cerrar con broche de oro, en la terraza de Guinness Storehouse se encuentra el conocido Gravity Bar, un agradable lugar desde el que se puede admirar la vista de la ciudad degustando una agradable cerveza cortesía de la casa.

Dato curioso

Por si te lo estabas preguntando, el famoso Libro Guinness de los Records si tiene relación con la compañía cervecera, tuvo sus inicios en una pequeña disputa sobre qué pájaro volaba más rápido en 1951, cuando Sir Hugh Beaver, para entonces era director ejecutivo de la cervecería Guinness, ​ había salido a cazar y discutía con sus acompañantes si el pájaro de caza más rápido de Europa era el Chorlito Dorado o el Urogallo. En ese momento se le ocurrió que un libro que proporcionara la respuesta a este tipo de preguntas podría llegar a ser muy popular.

Para todo el mundo es reconocida la importancia de la cerveza Guinness a nivel mundial. En Guinness Storehouse tendrás la oportunidad de realizar un recorrido por el enigmático mundo que la rodea y descubrir todos los detalles sobre su fabricación, distribución y venta, de un modo agradable y visual, en compañía de audio como guía en español para comprender cada paso a la perfección.

 

 

 



Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =